Compartir

Se viene el torneo más importante del año en polvo de ladrillo, el que todos quieren ganar: Roland Garros. A pesar de la ausencia de peso de Roger Federer, la marca estadounidense Nike prepara todas sus armas para lucirse en tierras francesas. Para lograr el cometido, presentó sus nuevas zapatillas NikeCourt Air Zoom Ultrafly Clay, con un diseño fuera de lo común para el mundo del tenis.

En primer lugar, desde lo visual se tiñen de un tono oscuro y opaco de azul, recordando el tono de la bandera de Francia. Combinará distintos tonos y acabados, incluso una brilloso en la placa de la suela. Con respecto a su construcción, lógicamente lo que más destaca es la tobillera Dynamic Fit Collar, elemento que se ha extendido desde el fútbol hasta casi todo el calzado de la marca del swoosh.

NikeCourt Air Zoom Ultrafly

Su propósito, además de eliminar la incomodidad de la lengüeta, logra la sensación de unidad entre el calzado y el pie. Desde sus cordones se desprende la tecnología de ‘cables’ Flywire, que añade un extra de aporte en la zona central, ajustando el cordaje en cada paso. La suela posee un diseño adaptado al polvo de ladrillo, facilitando los patinajes, pero sin dejar de lado la tracción necesaria para desplazarse.