Compartir

Estamos ante un día histórico en la historia del deporte en los Estados Unidos. Por primera vez uno de los cuatro grandes deportes del país (básquetbol, baseball, fútbol americano y hockey sobre hielo) tendrá patrocinadores en sus uniformes. Es el primero de ellos el que tendrá el honor, o no depende como se lo vea, de lucirlos en el pecho. Siguiendo los pasos de la MLS de soccer, los sponsors en la NBA hacen tiempo ya están tentando.

Tal como anticipamos hace dos meses (ver más), la propuesta ya estaba muy avanzada, y casi confirmada por el propio comisionado de la liga. El patrocinio de KIA durante el All-Star Game Toronto 2016 fue el desencadenante fundamental para que finalmente se haya llegado a esta determinación.

Aún así, esta no es una confirmación 100% irreversible, debido a que el acuerdo estable un período de tres años para una prueba piloto. Es decir, que dependiendo el resultado y la repercusión de los fans durante ese tiempo, se tomará la decisión final de continuar con el proyecto o volver sobre sus pasos.

El acuerdo comenzará a regir a partir de la temporada 2017/18, cuando la firma Nike desembarque nuevamente en la NBA. Aprovechando esta decisión, y a diferencia de lo que ocurre ahora con adidas, la marca de la pipa quiere aparecer en las camisetas, ubicándose del lado derecho del jersey, y dejando el lado izquierdo para el patrocinador, tal como ocurrió en aquel juego de las estrellas.

Si bien dentro del campo las camisetas lucirán los sponsors, desde la tienda oficial de la liga, el NBA Store, los uniformes se venderán ‘limpios’, tal como son hoy en día. Luego será cada franquicia la que decida, y teniendo en cuenta el contrato, si decide colocarlos o no para las ediciones de venta.

“El patrocinio de la camiseta proporciona un mayor compromiso con los socios que buscan construir una asociación única con nuestros equipos y la inversión adicional ayudará a hacer crecer la competición en formas nuevas y emocionantes”, afirmaba el comisionado de la NBA, Adam Silver. ¿Qué les parece esta nueva medida de tener sponsors en la NBA? ¿Les gusta o hubieran preferido seguir sin patrocinadores?