Compartir

Sí, leyeron bien el título. La marca con sede en Massachusetts ha puesto el grito en el viento al desafiar a los candidatos a presidente de Estados Unidos a realizar una interesante tarea. La marca que tiene como matriz a adidas ha invitado a cada uno de los cinco candidatos a correr una milla (1,61 kilómetros) en menos de diez minutos, tarea que parece bastante simple a priori.

El desafío no es estrictamente comercial y marketinero, sino que también tiene un fin benéfico. Si cualquiera de los candidatos logra batir esa marca impuesta, Reebok donará la considerable cifra de $50,000 dólares a una caridad relacionada con la salud, elegida por el propio candidato, para liberar cualquier duda.

Esto también es parte de la campaña de la marca #FitToLead, que tiene como primordial el hecho que, tal como dice el nombre, se necesita un buen estado físico para poder ser un líder. ¿Creen que Donald Trump se animará a salir a las calles a correr? ¿Y Hillary Clinton? Dejen su opinión de qué les parece la acción en los comentarios.