Compartir

Pasaron ya casi dos años desde que hicimos este curioso descubrimiento. Algunos hechos eran incontrastables pero las dudas eran muchas. ¿Era posible que Puma se las hubiese podido ingeniar para hacer aparecer sus logos en la vestimenta y el calzado del Mundialito, la mascota oficial del mundial Argentina 78?

Aquello parecía imposible porque, como explicamos en ese mismo post y mucho más extensamente en este libro, Argentina 78 fue el primer ensayo de comercialización de un campeonato mundial a partir de la asociación entre Joao Havelange (flamante presidente de la FIFA en ese entonces) y Horst Dassler, el hijo del fundador de Adidas y hombre fuerte de la marca. El modelo puesto a prueba en 1978 fue ideado e implementado por el inglés Patrick Nally, socio de la agencia West-Nally y con negocios paralelos junto a Dassler. Si bien los objetivos comerciales en aquella ocasión fueron relativamente modestos, el éxito de su ejecución sirvió para probar la efectividad de un modelo de negocios que luego se llevó a una escala mucho mayor en los siguientes mundiales y también en los Juegos Olímpicos. Todo esto no hizo más que reforzar la enorme influencia que tenía Adidas sobre la FIFA.  Por eso es que llegamos a pensar que la presencia de Puma en el Gauchito del 78 era no más que una “travesura” limitada a unas pocas piezas de merchandising y memorabilia y ejecutada después de la finalización del torneo.

Pues bien, no era así.  Gracias a la ayuda de uno de nuestros lectores, aquí está la prueba de que Puma, por más increíble que parezca, consiguió infiltrarse en el Gauchito bastante antes del mundial. Y lo hizo nada menos que en la fiesta de presentación oficial de Mundialito ante la prensa de Inglaterra, un evento organizado por la empresa Shackle Hanmer & Partners bajo licencia de West-Nally . Esto es lo que quedó documentado en esta página del número 3.019 de la revista El Gráfico, publicada el 16 de agosto de 1977.

gauchito78-puma-infiltrado

En ambas fotos se ve perfectamente el logo del felino en la camiseta del Gauchito, mientras que sus botines muestran el Formstrip, la clásica insignia lateral que distingue al calzado de Puma desde 1958. En la foto de la derecha aparecen retratados nada menos que Bobby Charlton, gran figura del fútbol inglés y campeón mundial en 1966, y Don Revie, famoso director técnico de varios equipos ingleses y de la selección.

Y como si esto no fuera suficiente prueba, tenemos una yapa: una publicidad holandesa de Coca-Cola, el principal patrocinador de Argentina 78, en la que Mundialito aparece con botines Puma. Quizás poner también el logo en la camiseta habría sido demasiado.

Argentina-78_Page_1

De todos modos, la pregunta más importante permanece sin respuesta: ¿cómo pudo haber pasado esto? La obsesión de Horst Dassler por no dejar ningún detalle librado al azar era legendaria. El odio y el desprecio que sentía por sus rivales de Puma, también. Fueron muchas las veces que Puma debió recurrir a esta clase de artilugios frente al poderío y los recursos superiores de Adidas, incluso se animó a hacer algo así. Pero esto es algo tan increíble como inexplicable. Y a casi 40 años de aquel mundial, las imágenes todavía están allí para probarlo.

 

Muchas gracias a Matías Bauso por su aporte