Compartir
Así podría vestirse Colombia en 2016. El diseño es gentileza de @Robertice96

La “revolución del color” que parece haber emprendido Adidas en este 2015 seguirá en 2016, y no sólo en el fútbol. Eso es lo que se desprende al menos de los catálogos de las próximas colecciones a los que hemos tenido acceso.

Esto quiere decir que el ruido generado por esta suerte de experimento de darle a México un uniforme titular completamente negro (o, por caso, la conmoción generada en la NBA por estos uniformes presentados ayer) continuará con otras variantes que darán mucho que hablar. Tal como lo adelantó TSC tv, una de las más llamativas será ver a la selección de Colombia con un kit titular enteramente blanco.

Podríamos extendernos durante horas en argumentos a favor de respetar los colores tradicionales de los equipos y no faltará quien, por el contrario, defienda los cambios. También podría analizarse caso por caso si la evolución histórica de una camiseta permite hablar de una verdadera “tradición” a respetar o si en verdad los cambios de colores o diseños -por el motivo que fuera- han sido la constante. Y hasta no estaría de más recordar que la elección de tal o cual color para un club o selección en muchos casos ha respondido a causas fortuitas o de necesidad: era lo que había, lo más barato, lo que alguien regaló, quedaron así al desteñirse en el lavadero y muchas otras. Más allá de similitudes con banderas, emblemas nacionales o adscripciones a casas reales, recurrir a un pasado mítico y sagrado es más que nada una trampa sentimental que nos hacemos a nosotros mismos.

colombia-blanca-adi-04

 

Argumentos al margen, lo cierto es que en el ambiente del fútbol suele haber un consenso general e implícito: les exigimos a las marcas, clubes y federaciones que mantengan la camiseta titular más o menos como siempre y les permitimos que hagan lo que quieren con las segundas o terceras equipaciones. Que Adidas se anime a desafiar este consenso es realmente una novedad.

En caso de arriesgar una explicación para esta iniciativa, me inclinaría a pensar que Adidas sabe que su liderazgo en el mercado del fútbol está más amenazado que nunca por el avance de Nike y está buscando con cierta urgencia recuperar el protagonismo. Que agitar el avispero de esta manera sea la alternativa correcta para la marca siempre se dictamina con los hechos consumados: si las cifras de ventas superaren los objetivos planteados, entonces se hablará de “brillante estrategia”. En caso contrario, la marca se mostrará arrepentida y volverá sobre sus pasos. Quizás dejando alguna cabeza en el camino…

Ahora bien, ¿por qué Adidas se ha inclinado por experimentar de este modo precisamente con Colombia? Pues bien, en este caso la historia parece estar de su lado: por muy establecido que se encuentre entre los hinchas, el uniforme tricolor es una invención relativamente reciente, tal y como lo muestra el gráfico de arriba. También es cierto que Colombia ha ganado protagonismo por su rendimiento deportivo en los últimos años y que James Rodríguez es una figura importante para Adidas, pero todavía se ubica un escalón por debajo de otras selecciones de peso de las tres tiras: el techo para experimentar con selecciones como Alemania, Argentina o España parece estar en el color de los shorts.  Al elegir al equipo cafetero para esta innovación Adidas se asegura una repercusión mediática más importante que con otros equipos (Paraguay, para poner un ejemplo cercano) pero no recibiría tantas acusaciones de traicionar la historia y la tradición.

En fin, así las cosas, ¿qué les parece a ustedes esta iniciativa?

La selección Colombia de 1945
La selección Colombia de 1945