Compartir

No hay caso, Nike nunca parece sentirse del todo a gusto en el rol de sponsor oficial de un gran evento deportivo. El marketing de emboscada parece estar en su ADN.

Me refiero por supuesto a esta Copa América Chile 2015, a la cual Nike le aporta la pelota y la vestimenta de los árbitros y auxiliares, aunque en lo estrictamente formal no figura en ninguna de las categorías de sponsor oficial del evento.

En más de una ocasión me han llegado comentarios en off acerca de lo -digamos- sinuosa que es la relación entre Nike y la Conmebol, algo que también se pudo comprobar hace cuatro años en la Copa América jugada en Argentina.

Pero más allá de eso, lo notable es volver encontrarnos con un ejemplo de lo que Nike mejor hace. Estas gigantografías pudieron verse en la zona de Providencia, en Santiago de Chile. Tal y como se repite al menos desde los Juegos Olímpicos de Los Ángeles de 1984, Nike busca asociar su imagen sin poderlo declarar abiertamente. Sabemos que en breve Nike pasará a ser sponsor técnico de la selección chilena, pero como todavía no lo es, qué mejor manera que asociarse al fervor local por el torneo que ésta.

Nike-gigantografia