Compartir

Claro que no se trata de un invento nuevo. Después de todo, desde que las zapatillas deportivas se impusieron como calzado informal para uso cotidiano o en momentos de ocio, los modelos lanzados al mercado para ese fin específico han sido innumerables.

Al tratar de rastrear el comienzo de la tendencia el primer modelo que se me viene a la mente son las clásicas Adidas Campus de los 70, aunque hubo muchas otras de esa marca y también de Puma. En los 80 solía hablarse de calzado para el “tiempo libre”, aunque no son pocos los que preferirían olvidar aquellas extrañas zapas. Los 90 conocieron el auge de lo retro y la apropiación de las Adidas Gazelle, Puma Suede y muchas otras en sus versiones originales, o casi. Ya en los 2000, Nike dio un paso más notorio hacia la tendencia actual al introducir las Air Presto.

Finalmente, en años más recientes Nike ha obtenido un éxito inusitado con una propuesta original: un calzado diseñado específicamente para el uso urbano o informal, con un estilo minimalista inspirado en antiguos calzados japoneses, y todo a un precio muy razonable. Se las llamó Roshe Run (ahora Roshe One, lo cual indica que se espera una segunda versión en cualquier momento) y ante su inmediato éxito fueron explotadas al máximo. Alcanza con guglear las imágenes de las Roshe para comprobar que las versiones en distintos colores, materiales, estampados y fusiones son infinitas.

minima-nike-rosherun

 

Como no podía ser de otra manera, el éxito de las Roshe impulsó a Adidas a presentar lo suyo en el mismo segmento. De allí el nacimiento de las también muy exitosas ZX Flux, en esencia, un calzado muy versátil inspirado en la serie de running ZX de Adidas en los 80. Las ZX Flux también han salido al mercado con miles de variantes, aunque su punto más fuerte ha sido la personalización: en ciertos países los usuarios tienen la posibilidad de customizarlas imprimiéndoles en toda la capellada cualquier imagen tomada de Instagram.

minima-adidas-zx-flux

 

Muy pronto Nike se propuso ampliar la oferta en el segmento inaugurado por las Roshe y enseguida se apuró a lanzar modelos como las Juvenate, las Thea o estas Kaishi que vemos en la imagen. Las similitudes son evidentes, pero la tendencia sigue en auge.

minima-nike-kaishi

 

Adidas también optó por agregar variantes a este nicho y así llegaron las Tubular Runner. El estilo también se inspira en el running de los 80, del mismo modo que la suela tubular que le da el nombre cuenta con la tecnología Torsion de aquellos años.

minima-adidas-tubular

 

Una marca que se acaba de sumar a esta tendencia es New Balance, que decidió cruzar sus clásicos modelos de running 1500 y 1600 para llegar a estas flamantes NB 1550 en colaboración con la marca J. Crew.  Vemos que el concepto de un calzado informal, de diseño minimalista, cómodo y bien amortiguado se repite.

minima-nb1550