Compartir

No es sólo cuestión de nostalgia. El fútbol de los años 70 y 80 era genial porque curiosidades como ésta eran posibles en una época en que las marcas deportivas más famosas ya estaban consolidadas (o en proceso de hacerlo) pero no tenían tanto poder como para digitar cuestiones que son muy comunes en la actualidad.

Así es que me topé con el caso de Miguel Superman Marín, legendario portero argentino del Cruz Azul, quien en los últimos años de su exitosa carrera en la Máquina adoptó un particular estilo de indumentaria que lo hizo aún más famoso: los buzos de rugby.

Si bien llegó a jugar con la casaca albiceleste de la selección argentina de rugby, los Pumas, el buzo más característico de Superman fue el blanco, azul y negro del San Isidro Club (SIC).

superman-marin-01

 

superman-marin-03

 

Claro que Marín también usó varios otros buzos de rugby de equipos argentinos de acuerdo a un particular criterio. Su hijo Maximiliano lo explicó en un reportaje: “Los modelos que sacó en los últimos años en México son de equipos de rugby en Argentina. Los vio un día allá y le gustaron. Los shorts eran de tenis. Se sentía más cómodo, supongo. El más clásico es el San Isidro Club (suéter con rayas horizontales blancas, azules marino y azul claro), y después tomó el de la selección argentina de rubgy, equipo al que le llaman Pumas allá.  Innovó en los colores, muy neutros y normales, porque las prendas eran de un sólo color. Pero fue un cambio dentro de lo establecido. Eran del tono del uniforme del Cruz Azul. No era una cuestión muy excéntrica. Pero sobre todo mi papá tenía una teoría: el suéter tenía que ser llamativo, no chillante. Cuando el delantero levantaba la cara y veía el área, ahí enfocaba en primer lugar. Pensaba que pateaban el balón hasta inconscientemente a su zona . Era una teoría muy personal.”.

superman-marin-04Para darle un toque más curioso a la historia, también hay fotos en donde se ve a Marín con el buzo de su compatriota Ubaldo Matildo Pato Fillol, el arquero campeón del mundo en 1978. Fillol fue el único arquero de su época en contar con el patrocinio de una marca. Se trataba de Olimpia, una marca local con mucha presencia a fines de los 70 y principios de los 80. Olimpia le diseñó al Pato una serie de buzos exclusivos con su propio logo y firma, algo impensado en esos años. Fillol usaba su propia indumentaria sin importar qué marca usara River Plate, el club en donde jugaba en ese entonces, aunque en la selección Argentina debía usar la misma marca que sus compañeros. Los buzos del Pato venían en verde, azul y celeste y se vendían como pan caliente en las tiendas deportivas. Todos los chicos querían vestirse como el ídolo.

Volviendo a Marín, el último detalle que me impactó: esos shorts de tenis a los que se refiere su hijo eran de la marca Deport-Hit, otra marca argentina muy presente en las tiendas por aquellos años. Si bien Deport-Hit era efectivamente una marca de ropa para tenis (con diseños muy audaces e innovadores), en fútbol también llegó a vestir al equipo campeón de Quilmes en 1978 y a otros equipos como Racing y Argentinos Juniors.

deport-hit_athleta_02

 

Finalmente, hace menos de tres años, el Cruz Azul quiso homenajear a Superman Marín y así fue que Umbro, su sponsor técnico en aquel momento, sacó una casaca especial con la que todos los jugadores entraron al campo de juego. Desde luego que aquella camiseta salió a la venta en su versión más famosa (la del SIC) y también con otros colores.

superman-marin-05