Compartir

La National Basketball Association anunció hace instantes que ha firmado con la marca Nike un contrato por 8 años a partir de la temporada 2017-2018.

De este modo, Nike les proveerá de indumentaria oficial a todas las franquicias de la NBA, a la vez que tendrá los derechos exclusivos para su comercialización. Nike también será socia de la NBA en sus iniciativas de marketing.

Si bien Nike ha colaborado con distintos proyectos e iniciativas específicas con la NBA en el pasado, ésta será la primera vez que podrá estamparles sus logos a las camisetas oficiales de la liga. El momento para hacerlo no podría ser mejor: se espera que para entonces la NBA les permita a los equipos incluir los logos del proveedor técnico en la indumentaria de juego. También se descuenta que en esa temporada -si no antes- las camisetas incluyan publicidades en el pecho.

Nike aprovecha así la deserción de Adidas, marca que heredó la relación con la NBA al comprar a Reebok en 2006, pero que desde entonces no ha podido capitalizar convenientemente este patrocinio.