Compartir

Uno de los interrogantes más curiosos relativos a marcas deportivas en los mundiales de fútbol que aún no he podido resolver es el de la indumentaria de la selección de Alemania en los mundiales de 1974 y 1978.

Tanto en el transcurso de la investigación que derivó en el libro Los hombres que hicieron la historia de las marcas deportivas como en otras pesquisas más recientes tuve la oportunidad de reunir información inédita acerca de los comienzos de Adidas en el rubro textil. Debe recordarse que la marca alemana fue desde sus orígenes una productora de calzado.

Pues bien, los acercamientos de Adidas al rubro textil fueron tan tímidos como complicados, y se remontan hacia fines de los años 60, siempre en alianza con algún socio estratégico: la francesa Le Coq Sportif o la alemana Schwahn, por ejemplo.

Otro de estos socios fue Erima, una pequeña marca alemana de indumentaria deportiva con una larga trayectoria en su país. Como en el caso de Schwahn, el acercamiento de Adidas a Erima culminó con la absorción de esta última. Adidas controló a Erima desde el año 1977 hasta mediados de los 90, cuando un gerente de la marca controlada hizo una oferta y se quedó con ella.

Por eso resulta muy curioso que Adidas haya tomado la extraña decisión de “permitirle” a la selección de Alemania jugar el Mundial de 1974 (oportunidad en la que además fue el país anfitrión) con indumentaria de Erima. Si bien, como se cuenta en mi libro, la relación de Adi Dassler con varios de los jugadores de aquel equipo se había deteriorado por disputas comerciales, Adidas no dejaba de considerar a la selección alemana como un territorio propio, especialmente después del triunfo en Suiza 54. Hacía poco además que Adidas se había volcado decididamente al mercado textil y para ello había lanzado su famoso logo del trébol en 1972, en oportunidad de los Juegos Olímpicos de Múnich. Además de las clásicas tres tiras, el logo era otra manera inequívoca de identificar a las prendas de la marca.

Vale recordar también que equipos como el Bayern München había comenzado a utilizar prendas con tiras y logos de Adidas precisamente en aquellos años. Por esto mismo resulta incomprensible que Adidas haya vestido en el Mundial 1974 a la amplia mayoría de los equipos participantes con su propia indumentaria (con casos particularmente extraños) pero no haya tenido la posibilidad de mostrar su logo en la indumentaria de la selección local. Y no sólo eso: aunque la ropa de juego de Alemania era de Erima (pese a que no llevaba logos visibles), el equipo salía al campo de juego con camperas de Adidas con tres tiras y logo. Increíble.

erima-adi-GER-02

Las cosas no variaron mucho cuatro años más tarde. Alemania disputó los partidos de Argentina 78 nuevamente con ropa de juego de Erima. Esta vez, con los logos visibles y todo. Las camperas de los jugadores eran otra vez de Adidas. ¿Acaso Adidas quería reforzar la visibilidad de la marca que controlaba desde hacía un año justamente con la selección de Alemania? No habría que descartarlo, aunque los antecedentes no permitem confirmarlo.

Para intentar resolver esta cuestión consulté al propio equipo de historiadores que trabajan en la sede central de Adidas en Alemania ocupándose de preservar el legado de la marca. Pese a que en otras oportunidades fueron muy amables al responder mis consultas, en este caso se escudaron en cuestiones legales y adujeron desconocer la razón que explicaría este misterio.

Pues bien, habrá que seguir investigando. En algún momento me enteraré.