Compartir

4-converse-all-star-chuck-taylorsLa innovación constante y el marketing suelen ser dos de las principales razones que justifican el éxito de Nike. Sin embargo, por debajo de las tecnologías futuristas y las grandes campañas virales, un calzado más que centenario continúa dándole no pocas satisfacciones al gigante de Beaverton: las Converse All Star.

Es difícil saber cuáles eran realmente las expectativas de Nike cuando en 2003 desembolsó apenas 305 millones de dólares por la compra de Converse, pero lo cierto es que desde entonces las ventas de esta marca treparon de los 205 millones anuales a 538 millones sólo en el último trimestre.  De hecho, Converse muestra el aumento más alto en las ventas del último ejercicio de Nike, Inc., con un 23 por ciento interanual contra el 13 por ciento del conjunto del conglomerado.

¿Hay alguna razón particular que expliquen la vigencia de Converse y de su calzado más famoso, las Chuck Taylor All Star? Desde Nike comentan que las ventas han crecido notablemente en Estados Unidos y Europa ayudadas por una mejora en el sistema de distribución y comercialización. Pero más allá de estos motivos y de la obvia vigencia de la moda retro, también hay una razón legal que explica el auge de Converse.

Hace algunos meses Nike decidió salir a “proteger” legalmente a sus All Star. Fue así que presentó una serie de demandas judiciales contra un grupo de treinta y un marcas y fabricantes que, de acuerdo a la interpretación de Nike, producían imitaciones de sus clásicas zapatillas sin pagar ningún tipo de derecho intelectual.  Entre los demandados figuraban empresas importantes como Skechers, Wal Mart, Ralph Lauren, H&M y Tory Burch.  El resultado de esta iniciativa no se hizo esperar: en algunos casos Nike logró un importante resarcimiento económico por parte de sus competidores y, en otros, el voluntario retiro del mercado de las imitaciones.

Así las cosas, las All Star de Converse continúan más vigentes que nunca y con el camino despejado para seguir creciendo. ¿Hasta dónde podrán llegar?