Compartir

Hace pocos días se difundió un comunciado oficial de Adidas que confirmaba el último paso que le faltaba al grupo alemán para contar con el control total de Reebok, marca a la que compró en 2006 por una suma multimillonaria. Se trataba del vencimiento del acuerdo vigente entre Adidas y la empresa brasileña Vulcabras, el cual le otorgaba a esta última los derechos para producir y comercializar la marca Reebok en los mercados de Argentina y Brasil, principalmente.

Este acuerdo quederá sin efecto el 31 de diciembre de este año y a partir de entonces se abre un abanico de posibilidades, ninguna de ellas totalmente confirmadas. Por un lado, medios de la ciudad argentina de Coronel Suárez, en donde Vulcabras cuenta con una fábrica dedicada a la producción de Reebok y Olympikus, afirman que la empresa brasileña continuará trabajando para Adidas como un simple contratista. Es más, hasta dan por seguro que en dicha planta se volverán a fabricar en breve calzados para la marca Adidas, tal y como sucedió desde los años 80 y hasta 2001, cuando tanto la fábrica como la licencia de Adidas para Argentina eran propiedad de la desaparecida empresa Gatic SA.

Sin embargo, otras fuentes cercanas a la industria me confiaron en reserva que en ciertos pasillos corre un secreto a voces: que el final del acuerdo entre Adidas y Vulcabras es en verdad el paso que faltaba para que Adidas, ahora sí, esté en condiciones de poner a la venta la marca Reebok.  De hecho, hace pocos meses en diversos medios internacionales se llegó a mencionar la identidad de un supuesto comprador con el que Adidas tendría todo cerrado.

La situación de Reebok dentro del grupo Adidas no es nada clara.  Por un lado, Reebok parece haber encontrado finalmente una identidad más definida como marca de fitness, con ventas que muestran un cierto repunte luego de años de fuertes caídas. Por el otro, Adidas parece muy decidida a enfocarse en recuperar la imagen de su marca principal en Estados Unidos, una necesidad imperiosa luego del fuerte retroceso de los últimos años. Se sabe que el mercado americano es el más importante del mundo tanto en tamaño como en influencia sobre el resto del mundo, por lo que muchos creen que Adidas podría desprenderse de Reebok para no seguir dispersando sus esfuerzos.

Es probable que en los próximos meses haya más novedades.  ¿Cuáles serán los verdaderos planes de Adidas para Reebok?