Compartir

Under Armour cierra los nueve primeros meses con buenas cifras. La compañía estadounidense ha concluido el periodo (finalizado el pasado 30 de septiembre) con un incremento del 22% en su beneficio neto, hasta 120,33 millones de dólares (95,13 millones de euros). Under Armour ha conseguido anotar esta evolución gracias al buen ritmo de su negocio en los mercados internacionales.

La empresa ha finalizado el periodo con un incremento del 99% en sus ventas fuera de Estados Unidos, hasta 201,01 millones de dólares (158,92 millones de euros), mientras que su negocio en el mercado local incrementó su facturación un 28%, hasta 1.988 millones de dólares (1.571 millones de euros).

A nivel global, Under Armour elevó un 32% su cifra de negocio, y superó los 2.000 millones de dólares, hasta 2.189 millones de dólares (1.730 millones de euros).

Por categorías de producto, el calzado ha sido la que mejor ha evolucionado durante los nueve primeros meses del ejercicio, con un incremento del 41% en su facturación, hasta 345,17 millones de dólares (272,89 millones de euros).

Por detrás se ha situado el textil, con un aumento del 30% en sus ventas, hasta 1.583 millones de dólares (1.251 millones de euros), y los accesorios, que anotaron un incremento del 29% en su cifra de negocio, hasta 196,43 millones de dólares (155,29 millones de euros).

Además de los resultados de los nueve primeros meses, Under Armour también avanzó sus previsiones para el próximo ejercicio. La compañía prevé incrementar un 22% su cifra de negocio, lo que se traduce en la menor tasa de crecimiento de Under Armour desde 2009, cuando la empresa elevó un 18% sus ventas. Desde entonces, la compañía ha crecido anualmente una media del 29%.