Compartir

Michael-Chang_dominique_pumpsUna de las ventajas del mercado publicitario de los Estados Unidos es que no tiene esas ridículas restricciones para nombrar e incluso mostrar productos de la competencia, tan comunes por estos lares.  El resultado es que en no pocas ocasiones las marcas rivales se tiran con todo lo que tienen, con una mala intención y un humor negro deliciosos.

Vale esta aclaración para remontarnos al año 1991, cuando Nike y Reebok eran las dos marcas deportivas más vendedoras del mundo y la rivalidad entre ellas era fortísima. Nike llevaba la delantera gracias a sus zapatillas de la línea Air y sus famosos comerciales con Michael Jordan, Spike Lee, Bo Jackson y otras figuras (ver el capítulo 9 del libro Los hombres que hicieron la historia de las marcas deportivas). Reebok respondió con su línea Pump, pero las ventas no parecían repuntar.

Fue entonces cuando Reebok requirió los servicios de la agencia Lois / GGK en busca de un mensaje más contundente a los consumidores. Y vaya si lo obtuvo.  El resultado fue la campaña Pump Up And Air Out, protagonizada por varios de los principales deportistas patrocinados por Reebok: Dominique Wilkins y Dennis Rodman (básquet), Michael Chang (tenis), Greg Norman (golf), Boomer Esiason (fútbol americano) y Dave Johnson (decatlón). Cada uno de ellos protagonizó sendos comerciales de 30 segundos en las que ensalzaban las virtudes de las Reebok y revoleaban literalmente a la basura las Nike Air de sus competidores.

Pero aquello no era todo: además de bastardear tan explícitamente a la marca rival, en tres de estos spots los deportistas se burlaban de sus rivales más famosos: Wilkins de Michel Jordan (“Michael, my man…”), Chang de André Agassi (“those rock´n´roll tennis guys”) y Esiason de Bo Jackson (“something that Bo don´t know”).

La campaña sirvió para que las ventas de Reebok subieran con mucha fuerza aquel año, pero todos sabemos cómo terminó todo: luego de casi tres décadas la tecnología Air de Nike todavía goza de buena salud, mientras que las Pump de Reebok no son más que una reedición retro.

A continuación, todos los comerciales de la campaña: