Compartir

Es sabido que New Balance fue siempre una marca de calzado orientada principalmente al running.  De hecho, su nombre proviene del “nuevo balance” que estos zapatos le proporcionaban al corredor al mejorarle la postura de su pie.

Pero los tiempos cambiaron y New Balance también llegó al fútbol.  Para el lanzamiento de su primer botín en 1983 decidió contratar a Bryan Robson, figura y capitán del seleccionado de Inglaterra.  Vemos aquí la campaña:

nb-robson-83

 

ÚLTIMO MOMENTO: NEW BALANCE DEMANDA A KARL LAGEFELD

Ya que estamos hablando de New Balance, agrego aquí una noticia relacionada con la marca. Pues resulta que a Karl Lagerfeld podrían complicársele las cosas con una demanda interpuesta por la marca deportiva New Balance, que lo acusa por plagio del logotipo y de prácticamente el diseño completo de una de sus sus zapatillas.

Ha sido la web TMZ.com quién se ha hecho eco de este asunto de la demanda por parte de New Balance a una de las figuras muy importantes de la moda actual. El parecido es innegable, pues hay pocas cosas que cambian de un modelo a otro, el color negro y los blancos pueden ser pura coincidencia pero hay un rasgo que perfectamente puede ser considerado como una copia.

Y es que la ‘K’ de las zapatillas de Lagerfeld, las cuales cuestan 370 dólares, es muy similar tanto en la fuente como en tamaño a la ‘N’ que tienen las zapatillas de New Balance. Se trata exactamente del modelo M574NN de la marca deportiva, el que tiene las mayores similitudes respecto a la del diseñador.

SneakerTasteTest-598x340

New Balance alega que puede crear confusión entre los consumidores además de que el uso de la letra N se remonta desde los años 70. Daily Mail se ha puesto en contacto con los representantes de la marca deportiva, los cuales afirman de la existencia de dicha demanda tal y como les ha informado un portavoz de la compañía: “El 3 de junio de 2014, New Balance presentó una demanda en contra de Karl Lagerfeld para proteger sus derechos de propiedad intelectual relacionados con nuestros icónicos diseños de calzado y estilo de vida. Aunque no podemos comentar detalles del caso, creemos que es de vital importancia defender de forma activa y vigorosa nuestra marca”.

Incluso antes de que la marca se diese cuenta del inconfundible parecido, diversos blogs de moda ya estaban dándole vueltas al asunto como She Finds, en cuya entrada se daban cuenta que las únicas diferencias entre la zapatilla de Karl Lagerfeld y la de New Balance era que una tenía dos letras K en vez de dos N además del precio pues como decimos unas cuestan 370 dólares mientras que las otras apenas 112.

Veremos si Karl Lagerfeld se manifiesta sobre esta demanda y acusación de plagio que es muy evidente se mire por donde se mire, pero la última palabra la tiene como no la justicia, que dictaminará si de verdad existe vulneración de la propiedad intelectual de New Balance.