Compartir

Cuando la marca italiana Diadora lanzó al mercado este calzado de tenis en el año 1981, el tenista sueco Björn Borg era la sensación del circuito.  Su juego, su carisma, su rivalidad con figuras como Jimmy Connors y -especialmente- John McEnroe, todo aquello lo convertía en uno de los deportistas más famosos del mundo.

Hay que decir que su apariencia también le jegaba a favor.  No sólo por su estampa, sino también por los inconfundibles modelos de indumentaria que la marca Fila le dedicó especialmente, y que sin duda marcaron una época de la moda deportiva.

Pero el calzado también aportó lo suyo.  A poco de su salida al mercado, las Diadora Borg Elite se transformaron inmediatamente en un clásico.  Fueron la obsesión de los jóvenes de las clases urbanas que hacían del estilo informal y deportivo un manifiesto de sus propio valores, y claro que además fueron muy buscadas por los aficionados al tenis que encontraron en las Elite uno de los mejores calzados de tenis de su época.  Además de estar confecionadas en cuero de canguro de la mejor calidad, los compradores de estas zapas las recibían en una bolsa de nylon especial, con la imagen de Borg a un costado y un certificado de autenticidad numerado, algo que en la actualidad se reserva sólo a las ediciones especiales o de lujo.

Como no podía ser de otra manera, Diadora buscó aprovechar la imagen de su patrocinado presentándolo en esta publicidad con su signature shoe, pero también con otros modelos de la marca.  Aunque en la actualidad Diadora ya no patrocina a Björn Borg, la marca cada tanto reedita estas zapatillas con el nombre de “B. Elite”.  Todo dicho.

diadora-borg-elite