Compartir

melchester-rovers-00Resulta muy curioso que la Argentina, un país con una larga tradición de grandes dibujantes e historietistas y con su conocida obsesión por el fútbol, nunca haya tenido su gran historieta futbolera.  Si bien es cierto que artistas como Calé, Fontanarrosa, Caloi y muchos otros han sabido plasmar diversos aspectos de la cultura futbolística local con mucho detalle y en una gran cantidad de tiras y dibujos, no ha habido sin embargo un personaje o ficción de historieta que haya llegado a consolidarse como una referencia para el público lector, tanto infantil como adulto.  Más allá de que recuerdo haber leído en mi infancia a Beto Navarro, una historieta acerca de un juvenil futbolista de un pequeño pueblo bonaerense que se publicó en una de las tantas revistas de la Editorial Columba, nunca hubo entre nosotros un cómic que se asemejara a, por ejemplo, la chilena Barrabases, una conocida historieta infantil que comenzó a publicarse en 1953 y por más de 50 años ha relatado las hazañas de un equipo local de ficción.

Pues bien, sabido es que Inglaterra no sólo es la tierra de los inventores del fútbol, sino también el país que cuenta con una de las más sofisticadas culturas futboleras del mundo.  Allí el fútbol ha sabido tejer una intrincada red de relaciones con las más diversas manifestaciones de la cultura, tanto la popular como la más elevada o, incluso, la de vanguardia.  Por eso no me sorprendió en lo más mínimo haberme topado hace pocos días con la historieta inglesa Roy Of The Rovers, curiosamente, también de publicación casi ininterrumpida desde los años 50.  Roy Racer, el protagonista, es la estrella absoluta de los Melchester Rovers, un equipo de ficción representado en el cómic hasta en sus más mínimos detalles como si fuera real.  Y, como no podía ser de otra manera, entre esos detalles ficcionalizados se encuentra su vistoso uniforme rojo y amarillo.

En el excelente sitio True Colours pueden encontrar la historia completa de las camisetas que los equipos de los Rovers lucieron en las viñetas a lo largo de su historia, tanto en sus épocas de grandes triunfos internacionales como en los duros tiempos del descenso a segunda división.  Y allí también se explica que los de Melchester llegaron a tener diversos sponsors en el pecho de sus camisetas, y que incluso aparecieron en los dibujos camisetas de marcas reales como Gola y Nike.  Pero lo que resulta verdaderamente curioso es que estas dos marcas llegaron a hacer realidad aquellas camisetas de ficción.  Por supuesto, todos los chicos ingleses fanáticos de los Rovers querían tener su camiseta “real”, por lo que a nadie debería asombrar que hubiese allí una veta comercial adicional.

Claro que cuando salió al mercado su versión de la camiseta de los Melchester Rovers, en la temporada 1981-1982, Gola era una marca de fútbol todavía de cierta importancia en su país, pero a punto de iniciar un vertiginoso descenso frente al avance de otras marcas inglesas y-sobre todo- alemanas y americanas.  El fuerte de Gola había sido desde siempre el calzado y no la indumentaria, por eso la aparición de esta camiseta de ficción en el mercado real constituye una anomalía en más de un sentido.  Vemos aquí una imagen de una casaca Gola de los Melchester Rovers puesta ahora mismo a la venta en un sitio de subastas online, otra de un viejo prendedor de Gola con la imagen de Roy Racer y también la foto de una tapa de la revista de Roy Of The Rovers con aquella misma casaca.

melchester-rovers-01 melchester-rovers-03 melchester-rovers-04

 

Pero decíamos antes que no sólo Gola fue un auténtico sponsor técnico de este equipo de historietas, sino que también lo fue la gigantesca Nike, nada menos.  Claro que aquello sucedió en la temporada 1986-1987, cuando faltaban todavía varios años para que Nike se volcara masivamente al fútbol.  Por entonces, la marca del Swoosh apenas si tenía relaciones con un puñadito de equipos europeos, más por iniciativas aisladas de sus filiales en aquel continente que como resultado de una política consistente de patrocinios.  De hecho, cuando el nombre de Nike apareció con una extraña tipografía en el pecho de las camisetas de los Melchester Rovers -y sin el logo al costado, como ya se estilaba-, la marca sólo patrocinaba en la Inglaterra real al Sunderland AFC.

Finalemente, y al igual que en el caso de Gola, el patrocinio de Nike a los Rovers fue por apenas una temporada.  Y también al igual que Gola, la filial británica de Nike no dejó pasar la oportunidad de comercializar su propio diseño.  Vemos a continuación las imágenes de una camiseta que también se ofrece en la web por estos días, incluso con sus etiquetas originales.  Y también vemos una publicidad gráfica que Nike publicó como sponsor técnico de los Rovers.  A la distancia, la manera en que este anuncio pretende seguirle el juego a la ficción historietística resulta de una ternura sin igual.  Especialmente si pensamos en que nada podría estar más alejado del estilo publicitario que Nike hizo famoso en todo el mundo años después que el mundo infantil.

melchester-rovers-09 melchester-rovers-10 melchester-rovers-06 melchester-rovers-05

 

Para cerrar este peculiar informe, cabe señalar que en los últimos años Gola no quiso perder la oportunidad de sacarle el jugo al interminable auge actual de los productos retro, por lo que llegó a comercializar una pequeña línea de bolsos de cuero con los colores y el logo de Roy Racer y sus Melchester Rovers.  También encontré en la web un blog publicado en inglés que parece relatar el desempeño de un equipo de aficionados de la ciudad checa de Brno como si fueran la encarnación de los Rovers de ficción, con los nombres de sus personajes y hasta las camisetas Gola de la época.  Vale la pena aclarar de todos modos que no he podido establecer con certeza si estas casacas actuales son reediciones oficiales de Gola o si son tan sólo unas simples reproducciones a cargo de un grupito de fanáticos (¡checos!) de la historieta.  Como suele decir mi abuela, hay gente para todo.

melchester-rovers-07 melchester-rovers-02 melchester-rovers-08

 

 

Excelente nota !!! De lo mejor que he leído sobre deporte y marketing en los últimos tiempos. Realmente no tenía idea de esta historia, gracias por haberla escrito !!!