Compartir

Por primera vez, Nike admite la posiblidad de convertirse en sponsor oficial de los Juegos Olímpicos.  Su intención de expandirse en el movimiento olímpico internacional llevaría a la marca a entablar negociaciones con el Comité Olímpico Internacional para los Juegos de Río de Janeiro 2016.

Esto es lo que surge de declaraciones formuladas por Charlie Denson -presidente de la marca Nike- a la agencia AP, recogidas por el sitio espn.com.  Denson fue uno de los expositores de SportAccord, una convención de la industria del deporte llevada a cabo en la ciudad de Quebec.  Allí disertó acerca de los desafíos futuros que deberá enfrentar su empresa y la indusria en general.  Y explicó que Nike avanza paso a paso hacia una mayor integración con los órganos que manejan el deporte mundial.

Si bien Nike ha apuntado históricamente a una imagen centrada en la exaltación de los deportistas individuales y sus logros -algo que es una parte esencial de su “genética” y su cultura corporativa-, su creciente poderío dentro del panorama del deporte internacional la llevó a firmar decenas de convenios de patrocinio con distintas federaciones nacionales e internacionales de las más diversas disciplinas.

Sin embargo, por aquellas mismas razones históricas y también por los motivos que explicamos extensamente en esta nota, Nike siempre se ha abstenido de negociar con las dos organizaciones más importantes del deporte global: la FIFA y el Comité Olímpico Internacional.  En cambio, siempre se las ha ingeniado para llevar adelante epectaculares iniciativas de marketing que le han permitido asociar su marca a las grandes competencias olímpicas y del fútbol mundial, siempre al límite de lo establecido por las leyes.

Las cosas podrían cambiar en el futuro inmediato, pese a todo.  En 2016, los Juegos llegarán por primera vez a Sudamérica, más exactamete a Brasil, país que organizará también el próximo Mundial de fútbol en 2014 y en donde Nike mantiene excelentes relaciones con las principales asociaciones deportivas.  Por otra parte, si bien Adidas, el histórico auspiciante oficial de los Juegos, será nuevamente la marca oficial de Londres 2012, todavía no se ha asegurado los derechos para Río de Janeiro.

Denson aclaró que todavía no han iniciado conversaciones formales con el COI, además de aclarar que la empresa no tiene por costumbre hacer comentarios públicos durante una negociación.  Pero el sólo hecho de que haya admitido públicamente el interés de Nike en patrocinar los Juegos de Río podría alterar sensiblemente el panorama del mercado mundial y obligar a Adidas a un nuevo esfuerzo por seguir en pie de igualdad en la mortal lucha que mantienen por el primer lugar de la industria.