Compartir

La columa de arteysport.com en MuyFútbol.com de esta semana analiza una tendencia cada vez más en boga en las principales ligas de fútbol en el mundo: los estadios que llevan el nombre de su sponsor.  ¿Llegará a la Argentina?

No debe de haber un sólo club de fútbol en el mundo que no viva atento a nuevas oportunidades de recaudar más dinero.  Es que el fútbol tiene la particularidad de ser un negocio fenomenal para muchísimas personas, pero casi nunca para los clubes.  Y si bien es cierto que sin clubes no habría fútbol, lo que suele suceder cuando alguna institución queda al borde de la insolvencia o la desaparición es que siempre aparece el consabido funcionario o político magnánimo dispuesto a socializar las pérdidas entre todos los contribuyentes con tal de salvar a esa “tan querida e histórica institución”.  Ejemplos sobran.

La eterna necesidad de fondos frescos ha llevado a una gran mayoría de clubes a transformar sus camisetas en buzos antiflama.  Algo que suele despertar más resignación que furia entre los hinchas, quienes no suelen perdonar en cambio que los colores corporativos de un sponsor coincidan con los de su clásico rival.

Sin embargo, existe una alternativa a la que cada vez más clubes en el mundo recurren, y ésta es el patrocinio de los nombres de los estadios.  Es decir, que el estadio de un club de fútbol pase a denominarse oficialmente con el nombre de un sponsor, o que una empresa ayude en la financiación de una cancha nueva a cambio de que ésta lleve su nombre, por un período limitado o para siempre.  Esta práctica es muy común en Estados Unidos, por ejemplo, en donde un mismo estadio puede haber cambiado varias veces de nombre a lo largo de la historia.  En otros países en donde las tradiciones futbolísticas son más arraigadas este tipo de patrocinios aún despierta recelos, pero a partir de los últimos diez años varios clubes -algunos de ellos muy importantes- han decidido sumarse a la tendencia.

Seguir leyendo en MuyFútbol.com

Ojo en mexico esta El santos laguna que su estadio se llama “Corona” y el chivas se llama “Omnilife” y el de el neccaxa lleva el nombre de la localmente conocida cerveza “victoria”

si es una tendencia que se va a ir globalizando ya que el futbol ha pasado a ser un negocio.. y no solo se ve con los estadios,por ejemplo los clubes ya no tienen identidad con sus colores y terminan cada año con una camiseta alternaiva distinta(caso de Barcelona, Real Madrid, Chelsea, Liverpool, Porto, Marsella, etc) y tmb se esta imponiendo en Argentina con las camisetas de entrenamiento de Boca en combinación del celeste con blanco o negro

ojo en ecuador hay 2 estadios con nombre el banco pichincha y por supuesto la casa blanca diners club