Compartir


Mi columna de esta semana en
MuyFutbol.com se refiere a cómo Adidas y Puma han manejado la vieja disputa acerca de cuál de estas dos marcas inventó en realidad los botines de fútbol con tapones intercambiables.  Sucede que detrás de esta pelea menor se esconde una vieja historia de odios familiares.  Entre otras cosas…

En ciertas ocasiones, una campaña de marketing bien ejecutada puede terminar alterando una verdad histórica.  Y una vez que millones de personas se convencen de que ciertas cosas sucedieron de una manera, se vuelve casi imposible –o irrelevante- intentar convencerlas de que en verdad sucedieron de otra.

Esto mismo es lo que parece suceder con un episodio que podría parecer una nimiedad, si no fuera porque pertenece a la larga serie de enfrentamientos entre dos de las más poderosas firmas deportivas del mundo.  Nos referimos a Adidas y Puma, dos marcas que nacieron a causa de una terrible disputa entre los hermanos Adolf y Rudolf Dassler -hasta el día de hoy no del todo aclarada-, prolongada luego por sus herederos y mantenida hasta el día de hoy por más que ambas marcas pertenezcan ahora a dos grandes corporaciones sin ninguna relación con la familia fundadora.

Seguir leyendo en MuyFutbol.com