Compartir

Con el Mundial de Brasil 2014 como gran objetivo en mente, Adidas acaba de iniciar una ofensiva para quedarse con uno de los dos equipos más populares del país, el mismo del que se suele decir que tiene la torcida más numerosa del mundo: el Clube do Regatas de Flamengo.

Según lo publicado por el sitio Máquina do Esporte, Adidas estaría dispuesta a pagarle al Flamengo un total de 350 millones de reales por diez años de contrato, más otros 10 millones de la cláusula de rescisión del contrato vigente del club carioca con Olympikus.  Recordemos que la marca del Grupo Vulcabras le arrebató el patrocinio del Flamengo a Nike hace casi tres años, gracias a lo cual el club pasó de cobrar unos 7 millones de reales anuales a los actuales 21.

Las negociaciones entre los representantes de Adidas y Patricia Amorim, presidente del Flamengo, se manejan directamente en la casa matriz de Adidas, en Alemania, con la intermediación de la poderosa empresa Traffic, dueña de la mayoría de los derechos del fútbol brasileño.