Compartir

La reconocida publicación de negocios Forbes difundió los resultados de la última versión de su ranking de las 40 marcas deportivas más valiosasForbes elabora su ranking en base a cuatro categorías: equipos, deportistas, eventos y negocios.  Las marcas deportivas a las que me suelo referir en este sitio se ubican dentro de la última.

Vale la pena aclarar que lo que este informe de Forbes releva es el “valor de la marca”, es decir, el valor que se pagaría en el mercado por una determinada firma, más allá de lo que indica los fríos números de los balances.  Este valor es, en cierta forma, un intangible, lo que el nombre de una marca le agrega a una empresa.

Como era de esperar, Nike lideró el top 10 de la categoría “negocios” con un valor de 15 mil millones de dólares.  Esta colosal cifra supera en un 40% el valor estimado en el ranking 2010, y se debe principalmente al liderazgo de Nike en el segmento de calzado deportivo, con un 38% de participación en el mercado estadounidense.

Asimismo, Nike logró aumentar sus ventas de indumentaria en un 9,4%, totalizando un global de 5,4 mil millones.  Su negocio continúa expandiéndose a cada vez más deportes, ligas, equipos y atletas.  El multimillonario contrato firmado con la Federación Francesa de Fútbol es un buen ejemplo de ello.

De un total de 18,1 mil millones de dólares en ventas globales de Nike, 7,6 mil millones provinieron de Norteamérica; 3,8 mil millones, de Europa; 2,1 mil millones, de China; y 2,7 mil millones, del resto de los países emergentes.

La siguiente marca deportiva en la categoría “negocios” del ranking Forbes es la alemana Adidas, ubicada en el tercer lugar con un valor de 5 mil millones de dólares.  Su predominio en el fútbol mundial, con 200 jugadores, 12 equipos y el patrocinio institucional de la Copa Mundial Sudáfrica 2010 resultaron determinantes para alcanzar esta posición.

Una subsidiaria de Adidas, algo venida a menos desde su privilegiada posición a fines de los años 80, ocupa el puesto número 6 de la categoría.  Me refiero a Reebok, que, pese al lugar secundario que ocupa dentro del Adidas Group, aún es una marca que vale sus buenos 1,5 mil millones.  El problema es que la marca de Bolton vale 500 millones menos que en 2010, y continúa perdiendo cuotas de participación en el mercado americano.

La joven y ascendente Under Armour es la última marca deportiva dentro del top 10 de Forbes, en la posición número 7 y con un valor de mil millones de dólares.  Under Armour es la marca deportiva de más rápido crecimiento en los últimos años.  Espera ventas de 1,4 mil millones en el período 2011, un 34% más que en 2010, con un aumento de ganacias de 38%, nada menos.